El té aporta gran cantidad de antioxidantes y muchos beneficios para la salud. Mientras que la piña es diurética y nos regula el sistema digestivo. Si unimos ambos tenemos el té de piña, que cuenta con magníficas propiedades para mantener el cuerpo sano y un peso ideal.

De hecho se suele incluir en muchas dietas para adelgazar, y además de estar bueno aporta beneficios al contener vitaminas y minerales.

Propiedades y beneficios que no sabes del té de piña

Esta fruta aporta minerales como el zinc, magnesio e hierro, y vitaminas A, B y C. Además cuenta con antioxidantes naturales.

Efecto diurético. Ya anunciábamos antes que la piña presenta este tipo de propiedades, y el té, como tal, también es diurético. Por lo tanto es un buen remedio para eliminar toxinas porque lleva bromelina y asparagina, y ayuda al riñón a funcionar bien.

Acción depuradora. Además cuenta con fibra y permite regular las funciones intestinales para que no notemos las comidas pesadas.

Totalmente digestivo. No debemos olvidar que se trata de una bebida natural digestiva. Con lo que alivia los problemas estomacales que podemos llegar a tener, mejora las digestiones y adelgazamos.

Función saciante. El té de piña contiene fibra y agua, y aporta una acción saciante bastante importante que hace que ya nos quedemos llenos evitando así comer nuevamente de forma algo descontrolada.

Ligera bebida. Puede ayudarnos a adelgazar por todo lo visto anteriormente siendo una bebida muy ligera, y a la vez, refrescante que va perfecta durante todo el año pero seguro te apetecerá durante la época estival.

Absorción de azúcares. Las múltiples propiedades que posee la piña facilitan la absorción de azúcares, y esto entre otras propiedades, ayuda en el proceso de la pérdida de peso.

Alta versatilidad. La piña es una fruta increíblemente versátil. La podemos tomar en forma de rodajas, en zumos, en té y junto a segundos platos por aquello de dar un sabor distinto a carnes y pescados.

Cómo podemos tomar el té de piña

unque podemos tomar este té durante todo el día, se recomienda en ayunas. De manera que empezaremos por una taza de té para luego pasar a dos al día, pues tampoco conviene pasarse y tomar más de lo necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *